lunes, 23 de agosto de 2010

Deliplus Gel de Ducha Té Verde


Presentación

El gel de té verde que tengo se presenta en el mismo envase que todos los geles de Deliplus: transparente, con forma ancha, y una cara algo más esbelta con unos puntitos que permiten coger el bote con más facilidad y sin que resbale con las manos mojadas. El tapón es tipo clic, mucho más cómodo que los de rosca, y de color verde, lo mismo que el gel. En la etiqueta podemos ver que el nombre completo del gel es Zen Té Verde, una imagen de la planta de té, y que está indicado para piel normal. Me parece una presentación bastante bonita para tratarse de una marca blanca; me gusta que dejen ver el color del gel, creo que eso hace que hasta el frasco más sencillo se vea más atractivo.

Lleva una cantidad de 500 ml y cuesta 1,50€. Es barato, pero no es el que sale mejor de Deliplus, pues hay geles que contienen 750 ml. De todas formas, como en casa somos pocas personas, 500 ml cunden mucho (y si a eso le añadimos que me gusta alternarlo con geles de otras marcas, el resultado es que este está durando una barbaridad de tiempo).

El gel

El gel es de color verde transparente y tiene una textura gelatinosa, de modo que no se desparrama en las manos y no desperdiciamos producto como ocurre con otros geles más líquidos. Se puede observar que contiene unas partículas de color verde más oscuro (en mi foto se distinguen), que a mí al principio me asustaron un poco porque parecen las típicas partículas de un exfoliante, pero nada más lejos de la realidad, como os comentaré más abajo.

En cuanto a su aroma, eso que tanto temía yo, tengo que decir que tiene un olor suave y fresco, como a hierba. Sobre todo destaco su frescura, y es por esta característica que el gel me parece muy recomendable para utilizarlo en verano.

Según lo que nos dicen en la etiqueta, las partículas que os decía son cápsulas que contienen extractos de té verde. Por lo visto, el té verde está considerado el té más puro y más suave porque está menos procesado y conserva una mayor cantidad de agentes antioxidantes. No sé si tendrá mucho que ver con el gel, pero cuando me tomo el té en infusión siempre he notado que su sabor es mucho más suave que el del té rojo (otro de mis favoritos).

Resultados

Como era de esperar en un producto de Deliplus, el gel deja la piel limpia y con una agradable sensación de limpieza. No es necesario usar mucha cantidad para dejar la piel limpia, con una cantidad normal y adecuada basta. Así pues, no me ha defraudado y ha cumplido perfectamente lo que esperaba de él. Sin embargo, y como sé que a algunas personas les importa este aspecto, tengo que decir que es un gel poco espumoso. Yo no creo que por hacer más espuma la piel vaya a quedar más limpia (y lo he comprobado, porque como os digo este gel me va muy bien), pero para quien le gusten los geles muy espumosos este no es una buena opción.

Respecto a las partículas de color verde oscuro (o cápsulas, como prefiráis llamarlas), mis miedos previos no se han cumplido: ni exfolian, ni pican, ni agreden la piel de ninguna manera. Se deshacen enseguida al frotar y no resultan molestas. Tampoco he notado que hagan algo diferente y positivo, pero al estar mezcladas con el gel me imagino que los agentes antioxidantes y demás beneficios del gel entran en contacto con la piel y hacen su función.

Lo que más destaco de este gel es sin duda la sensación de frescor y limpieza que deja. Yo con los geles voy variando bastante, tan pronto puedo estar con un gel de chocolate o vainilla que de fresco no tiene nada como haciendo un trabajo de búsqueda para encontrar un gel que me proporcione frescura después de un día duro y cansado, todo depende de lo que me apetezca en cada momento. En este caso, si os gustan los geles frescos, este os puede gustar. Lo pongo al mismo nivel que el revitalizante en este aspecto.

En cuanto al aroma, a pesar de ser agradable en el envase (sin ser nada del otro mundo tampoco), en la piel el olor se nota muy poco. De todas formas, tratándose de un gel de ducha, para mí esto no es una desventaja. Me parece normal que el aroma pierda fuerza en la piel y, por otra parte, suelo aplicarme crema hidratante al salir de la ducha, de modo que el aroma que siempre quedará en mi piel, independientemente del olor del gel, es el de la crema.

Me falta hablaros de la hidratación. Para empezar, es importante aclarar que el gel está indicado para piel normal, de modo que si lo cogemos no podemos pretender que sea un gel extremadamente hidratante. Efectivamente, no lo es: no hidrata tanto como otros geles de Deliplus, como los recomendados para piel seca. No deja la piel tirante ni reseca tampoco, pero si no utilizáis una crema hidratante después y tenéis la piel seca puede que a la larga este gel no os sirva para mantener la piel suave. Yo, de todas formas, no me quejo, porque al igual que ocurría con el aroma, la que me tiene que hidratar de verdad es la crema. El gel, mientras no me deje la piel tirante, no hace falta que hidrate en demasía.

A pesar de que estoy contenta con los resultados que ofrece, hay otros geles de Deliplus que me gustan más y, por lo tanto, a este no le puedo dar la misma nota que a ellos. Es una cuestión muy subjetiva y personal, pero las opiniones son eso, opiniones personales. El gel sigue siendo igual de recomendable aun teniendo en cuenta este punto.

1 comentarios:

Belén dijo...

Estoy contigo, tiene un olor estupendo, muy fresco, pero no hidrata en exceso. Para quien tenga la piel no muy seca le irá fenomenal.

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.

Related Posts with Thumbnails