martes, 14 de septiembre de 2010

Bottega Verde Crema Facial 24 horas con Aloe Vera


Presentación

En este caso, compré la crema en su formato normal de tarro de 50 ml. Cuesta 20,99 euros, que es un precio bastante habitual en este tipo de cremas, por lo que no me parece caro. De todas formas, en Bottega Verde hay que aprovechar los descuentos. Yo esta crema la compré un poco más barata, no recuerdo a qué precio exactamente porque ha pasado mucho tiempo.

Características

La crema es de color verde muy pálido y tiene una textura un poco densa. Está recomendada para casi todo tipo de pieles, pero a mí esta característica me hace pensar que para pieles secas (mi caso cuando usé la crema) irá mejor.

En cuanto al aroma, no penséis que por llevar aloe vera la crema va a oler mal (es sabido que los geles de aloe vera puro no huelen precisamente a rositas, yo tengo uno en casa y lo corroboro). La crema no es aloe vera puro, sino que el aloe vera es un componente más de ella, como ocurre con la mayoría de productos que se anuncian diciendo que contienen aloe vera. A mí me huele a crema hidratante normal, un aroma suave y agradable.

Está recomendada para piel normal y mixta de hasta 25 años, piel sensible y piel con tendencia a seca. Hay que tener en cuenta que es una hidratante sin más, no tiene otras funciones específicas. Puede que otras pieles más delicadas (grasa, muy seca, madura...) necesiten otro tipo de crema, pero para pieles que en general están bien me parece una opción muy buena.

Respecto a su composición, destaca el aloe vera, una planta con propiedades cicatrizantes, calmantes y como filtro solar. Tengo varios productos que contienen aloe vera, y para mí es un ingrediente que me da mucha confianza. También lleva karité, otro principio activo muy conocido por sus propiedades hidratantes, revitalizantes y antioxidantes. He usado varias cremas que lo llevan y me han ido bien. La crema contiene aceite de almendras, con propiedades protectoras y emolientes para el cutis, que es muy adecuado para pieles sensibles. Finalmente, también está enriquecida con miel y aceite de joroba, la primera con propiedades calmantes e hidratantes y el segundo con poder cicatrizante.

Resultados

En el momento en que empecé a usar la crema (en pleno invierno, hace unos añitos) mi piel era claramente seca, sin brillos de ningún tipo. No estaba deshidratada ni presentaba mal aspecto porque la crema que había utilizado antes también me había ido bien, así que mi objetivo con esta de aloe vera era mantener ese resultado.

Para empezar, a pesar de la textura un poco densa, la crema se extiende perfectamente por el rostro y con muy poquita cantidad es suficiente. El bote me duró varios meses, así que aunque lo compréis en oferta os va a cundir bastante.

La textura densa es algo que en principio no llama la atención a nadie porque cuesta más que se absorba y puede llegar a engrasar. En mi caso no ha ocurrido ni lo uno ni lo otro: se absorbe rápido, mi piel se la bebe enseguida, la crema se funde completamente con la piel y en ningún momento me engrasó.

La primera impresión que tuve de la crema al aplicarla es una sensación de frescura que me aportó. A ver, para que os hagáis una idea, no es tan fresca como la Nivea AquaSensation, pero me proporcionaba una sensación muy agradable al ponérmela, no como otras cremas que enseguida te parecen cargantes o te agobian.

He leído en otras opiniones que la crema engrasa un poco, pero a mí la verdad es que me ha ido muy bien. La hidratación que me aporta esta crema es la justa y necesaria: en ningún momento me engrasó la piel ni tampoco la noté seca. Mi piel estaba nutrida, luminosa y perfectamente hidratada. Mi piel se sentía muy cómoda con esta crema, le aportaba elasticidad y no la noté tirante a pesar de que en invierno tiene tendencia a resecarse más.

La crema de aloe vera no me ha producido ningún efecto adverso como picores o granitos, algo que sí me ha pasado otras veces con otras marcas.

Hubo una época en que usé la crema solamente por la noche y la compaginaba con una crema de día distinta. Esta crema de día no era muy buena para mi piel, era demasiado ligera y me resecó un poco, se me empezaban a ver pieles por el contorno del rostro. Pues gracias a la crema de aloe vera pude frenar esta situación y mi piel volvió a estar bien muy rápido.

A pesar de las recomendaciones que hacen en la página web de Bottega Verde, por mi experiencia la crema me parece adecuada para pieles secas o normales, así que la recomiendo a las personas que cumplan estos requisitos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.

Related Posts with Thumbnails