jueves, 27 de enero de 2011

L'Oréal Exfotonic Exfoliante Corporal


L’Oréal Exfotonic. Presentación

El exfoliante se presenta en un sencillo tubo de color verde con soporte sobre su base. Contiene 200 ml que cunden muchísimo, ya que con muy poca cantidad tienes suficiente para todo el cuerpo (doy fe de ello, me duró más de un año), igual que sucede con los geles de ducha. No recuerdo su precio porque lo compré hace mucho tiempo, pero supongo que estará entre 10 y 15 euros, en la línea de los otros productos de la gama Body Expertise. Me parece bastante caro, por muy buenos que sean los resultados. Lo compré en una perfumería.

Características

El exfoliante es del mismo color verde que deja entrever su envase y sus partículas se ven a simple vista. Desprende una fragancia limpia y agradable que no huele a nada en particular. Por lo demás, el exfoliante tiene la particularidad de ser un gel exfoliante, es decir, en un mismo producto tenemos gel de ducha y exfoliante, por lo que no es necesario seguir dos pasos a la hora de ducharnos. Entre sus principios activos debemos destacar uno llamado AHA, cuya función consiste en estimular la renovación celular. Está indicado para todo tipo de pieles y nos promete alisar la piel, tonificarla, eliminar células muertas, crear un efecto piel nueva, limpiar y purificar la piel. Veamos si lo cumple todo.

Forma de uso

El exfoliante se puede aplicar de dos formas: o sobre una esponja o directamente desde la palma de la mano. Las dos opciones son igual de válidas, así que escoged aquella a la que estéis más acostumbradas. Después de esto, debemos extender el exfoliante sobre la piel mojada mediante suaves masajes (como si estuviéramos enjabonándonos, con la particularidad de que aquí sentiremos el efecto de los micro-gránulos). Cuando terminamos, aclaramos y listo. En alguna zona puede que os cueste más acabar con las partículas, pero en general el uso no tiene ninguna historia.

Atención: el exfoliante es corporal, pero conviene recordar que no es recomendable usarlo en las partes más delicadas (es decir, senos, escote y zona íntima). En cambio, se debe insistir en aquellas donde tengamos durezas o rugosidades, como codos y rodillas.

Tras exfoliar, notaréis la piel muy suave, pero para potenciar este efecto y contrarrestar el efecto agresivo del exfoliante es aconsejable aplicar una crema corporal que la deje bien hidratada y nutrida. No es nada recomendable usar exfoliante a menudo si no usáis productos hidratantes, ya que a la larga vuestra piel se resentiría y se volvería mucho más seca y desnutrida.

Resultados observados

En primer lugar, el exfoliante cumple con su función de renovar la piel y eliminar las células muertas, hechos que se demuestran en una piel más suave y bonita. Siempre he tenido durezas en las rodillas y después de usar el exfoliante noto que se han suavizado un poco, pero obviamente es necesario ser constante en su uso para acabar por completo con el problema (y yo no lo soy). Lo mismo para los codos, aunque en este caso solo con la crema hidratante consigo tenerlos bastante decentes.

Hablemos ahora de la limpieza: el exfoliante tiene textura en gel y se extiende con suma facilidad por la piel, pese a no ser tan ligero como un gel de ducha corriente y moliente. Hace espuma y enseguida se nota la sensación de limpieza que produce, por lo que en efecto es cierto que el exfoliante hace las dos cosas a la vez (limpiar y exfoliar). De todos modos, reconozco que el frescor y el bienestar posteriores no son comparables a los que produce un gel de cítricos, por decir algo, así que puede que os apetece usar igualmente un gel para conseguir una sensación de limpieza mayor.

En relación con lo anterior, en el envase se indica que el producto es un gel exfoliante revitalizante, pero yo en particular no he notado nada especial con este último adjetivo. Si hablamos de revitalizar en el sentido de exfoliar y renovar la piel, estupendo, pero si se refiere a aquello de despejarnos y espabilarnos para empezar bien el día (que dicho sea de paso, lo considero una chorrada), ni fu ni fa, como cualquier gel normal. A menudo los efectos revitalizantes se deben a algo tan simple como el aroma, y este, al tener uno más bien suave, lo tiene difícil para conseguir ese resultado. No obstante, al comprar un exfoliante dudo que a alguien le preocupe este aspecto, así que no tiene ninguna importancia.

Con respecto a los demás efectos de los exfoliantes corporales, obviamente no puedo hablar del tema celulitis porque este no es específico para ello y, además, al no ser constante con él no he observado mejoras. De la regulación del exceso de grasa tampoco puedo deciros nada porque mi piel es seca, y lo mismo digo para los pelos enquistados (tengo pocos, y si os soy sincera, no suelo acordarme de exfoliar antes de depilarme, por lo que apenas me fijo en si consigue liberarlos). En cualquier caso, con lo primero que he comentado queda demostrado que las partículas están ahí y hacen su función (hay exfoliantes tan suaves que ni se notan); aunque no siempre sea posible comentar cada efecto por separado no cabe ninguna duda de que el producto es efectivo y seguro que cumplirá vuestras expectativas con él.

Por supuesto, el exfoliante no me ha producido ningún efecto adverso y tampoco me ha resecado la piel, así que no temáis por esto.

1 comentarios:

LAKY dijo...

Yo también tenía granitos en las rodillas pero con los años se me han ido quitando (a pesar de no ser constante con ningún tipo de crema ni exfoliante!). Un beso

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.

Related Posts with Thumbnails