viernes, 2 de julio de 2010

Veet Bandas de Cera para Piel Seca


Ahora que estamos en verano la depilación se convierte en algo indispensable si queremos ir a la playa o simplemente nos apetece vestir con ropa más fresquita. Yo siempre he optado por la depilación con cera: sus resultados se mantienen por más tiempo que si se hace con crema o cuchilla, y el vello crece cada vez más débil. En muchas ocasiones me depilo en casa con bandas de cera fría, pues me parecen una forma fácil y poco dolorosa de depilarse, aunque un poco cara si necesitas depilarte con mucha frecuencia, todo hay que decirlo.

Usé las bandas de cera normales de Veet durante muchos años y me iban bien, hasta que cambiaron el formato por unas bandas muy finas que se me pegaban por todas partes menos donde tenían que adherirse. Entonces me pasé a Taky, que no está nada mal pero conforme voy probando otras marcas les encuentro algunos defectos. También he usado las bandas de marcas blancas con resultados satisfactorios en general; las últimas que usé fueron las de Deliplus, que no acabaron de convencerme. Me decanté por la variedad para piel seca de Veet porque me llamó la atención que llevasen aloe vera y además la piel de mi cuerpo tiende a ser bastante seca.

Presentación del producto y contenido

Las bandas vienen en una caja de cartón de color verde bastante llamativo, que contrasta con las bandas de Taky y con las propias de Veet de tiempo atrás. Creo que ha sido un acierto para ellos cambiar los colores de las cajas y poner un color para cada tipo de piel (verde-seca, rosa-normal, azul-sensible). De este modo es mucho más fácil identificar el producto que buscas y para quien vaya a comprarlo por primera vez es una presentación mucho más

atractiva que en un blanco discreto.

En la caja se incluye mucha información sobre cómo se deben utilizar las bandas y las precauciones que hay que tener, así que las personas con pieles más "conflictivas" lo mejor que pueden hacer es leer esta información antes de comprar las bandas.

El contenido de la caja es el siguiente:

-12 bandas de cera: estamos hablando de depilación corporal, así que las bandas son grandes. Una aclaración: son 12 bandas, pero las que veréis en la caja son 6, porque aquí cuenta cada cara. Con un paquete tengo suficiente para depilarme las piernas, pero de todas formas no estaría mal que llevaran más cantidad; en esto otras marcas las superan.

-2 toallitas: son toallitas para después de la depilación. Siempre he pensado que cada caja debería tener más toallitas, unas 3 ó 4. Si vas a usar la caja para depilarte las piernas puede que con dos sea suficiente, pero si un día utilizas una para las axilas, otro día te depilas las piernas, y otro aquel trozo que quedó mal… Entonces con dos no te llega, y con toallitas normales e incluso con esponja la cera no es fácil de quitar, así que podrían estirarse un poco. Por otro lado, Veet sigue cojeando respecto a otras marcas porque no incluye ninguna toallita pre-depilación para limpiar y calmar un poco la piel antes de usar las bandas.

El precio es de 3,85€ cada paquete. Me parece caro en comparación con otras marcas, pero creo que esto depende mucho de la cantidad de bandas que necesitéis. Por ejemplo, Taky es más barata, pero no amortizaba tanto las bandas como estas de Veet y aunque no me he puesto a hacer cálculos puede que en el fondo me estuviera saliendo algo más caro. En fin, de todas formas, la calidad en este caso se paga, y Veet es mucha Veet.


Bandas de cera. Características

Las bandas de cera tienen un color blanquecino y la superficie ocupada por la propia cera, que es verde, a juego con la caja. El tamaño de cada banda me parece adecuado: de unos 13 x 5 cm de área ocupada por la cera. Los bordes no son excesivamente grandes, como sí ocurre con otras marcas, y es un aspecto positivo porque a veces esos bordes son incómodos para depilar según qué zonas (claro, siempre puedes recortar las bandas, pero bastante pereza me da ya depilarme como para tener que dedicar más tiempo de la cuenta a ello).

En cuanto a su textura, no sé deciros de qué material exacto están hechas las bandas (lo que no es cera), pero las noto bastante menos plásticas que las de Taky, Hipercor y Consum (que a veces hasta me daba un poco de grima pegarme eso a la piel), y menos suaves que las de Deliplus (que tendrán sus defectos, pero en textura son de lo mejor que he probado, parecen más de tela que de plástico). En fin, un término medio que las hace bastante aceptables.

Contienen loto y aloe vera, un componente de cada vez más productos cosméticos, con muchas propiedades (cicatrizante, calmante…). En esta ocasión nos interesa por sus propiedades hidratantes para la piel.


Toallitas

En cada paquete se incluyen dos toallitas para retirar la cera que quede pegada a las piernas, y éstas vienen en sendos sobres azules. Las toallitas son aceitosas y he visto en otras opiniones que hay gente que las critica por esto. A mí no me molesta su textura, pero creo que tampoco hace falta ser tan exigentes en este punto. Son un tipo especial de toallita para retirar la cera, si probáis a retirarla con toallitas normales o desmaquillantes veréis que no sirven de nada. A veces incluso frotando con esponja y jabón me ha costado lo mío eliminar los restos de cera (y eso que a mí apenas me quedan). Me parece importante que las toallitas tengan la composición que tienen porque es la forma más rápida y eficaz de retirar los restos de cera.

Dicho esto, las toallitas de Veet, en comparación con otras marcas, me parecen algo peores que las de Taky (marca que además incluye toallitas pre-depilación, otro punto a su favor en cuestión de toallitas), pero infinitamente mejores que las de Deliplus (que, por cierto, son mucho menos aceitosas pero no retiran apenas nada de cera). Otra vez estamos con un término medio del que las bandas de Veet salen bastante bien paradas.


Modo de utilización

Parece muy fácil y de hecho no es difícil, pero tampoco conviene que te parezca demasiado fácil porque entonces puedes acabar saltándote algunos pasos que cambian radicalmente los resultados de estas bandas. Y os lo digo por experiencia propia.

En primer lugar, hay que frotar cada banda de cera entre las manos para que se caliente. No hace falta pasarse mucho rato así, pero aseguraos de que se caliente de verdad. Después de este paso podéis pegar una banda a la piel y olvidaros de la otra hasta terminar con la primera, pero yo os aconsejo que utilicéis ambas a la vez (una en cada pierna, por ejemplo) para aprovechar mejor el momento en que la cera se ha calentado.

Una vez pegadas a la piel, es importante seguir frotando cada banda para que se adhiera bien al vello y no se enfríe. Este paso es el que me saltaba yo hace un tiempo y por eso mismo os aconsejo que no os olvidéis de él, porque haciéndolo cada banda da mucho más de sí y se puede repetir con ella muchísimas veces más (porque por supuesto que cada banda se puede usar varias veces, mientras siga arrancando el vello da igual que a simple vista parezca que está llena).

Estos dos pasos de frotar la toallita son imprescindibles para que no os queden muchos rastros de cera. El siguiente punto ya es mucho más conocido por todas: se arranca la banda rápidamente en dirección contraria al crecimiento del vello. Habrá gente a quien este punto le resulte doloroso, pero cuando te has acostumbrado a la cera no lo es en absoluto, por lo menos para mí. Es cuestión de acostumbrarse, y de todas formas, aunque os duela no llegará a resultar tan doloroso como la cera caliente.

Cuando hemos terminado la depilación es el momento de retirar los rastros de cera con las toallitas. Pero antes de eso un consejo: si a pesar de haber seguido las instrucciones al pie de la letra os quedan pegotes muy grandes, antes de usar la toallita volved a pegar la banda en esa zona y tirad otra vez. La mayoría de las veces la cera se va, y es un método mucho más rápido que las toallitas.

Por último, después de cada depilación no hay que olvidarse de hidratar la piel con cualquier tipo de producto hidratante.


Resultados

A la hora de determinar si la banda arranca o no el vello (y esto es aplicable a cualquier marca) es importante tener en cuenta también el proceso que hemos seguido. Estoy insistiendo mucho con la aplicación, pero es que de veras es un factor determinante para obtener los resultados que queremos. Hay gente que dice que le queda cera pegada y no arranca el vello, ¡normal que se quede así si no se calienta la cera con las manos ni se estira bien!

En cuanto a si estas bandas arrancan el vello, puedo decir que efectivamente lo arrancan, y con un solo tirón. El vello corto siempre se resiste más, pero aun así estas bandas son las más eficaces para arrancar este tipo de vello. Eso supone una gran ventaja, sobre todo ahora en verano, que solemos depilarnos con mayor frecuencia y no siempre podemos esperar a que crezca más.

Respecto al tiempo que se mantienen las piernas depiladas, he observado que es más o menos el mismo que con otras marcas. En la caja dicen que dura hasta cuatro semanas, pero la realidad es que si quiero enseñar piernas me tengo que depilar cada quince días sin falta. No me crece una melena en este tiempo, pero sí lo suficiente como para necesitar quitarlo. Es un engorro tener que depilarse con tanta frecuencia, por lo menos a mí siempre me da una pereza enorme (y eso que con las bandas en el fondo no se tarda mucho tiempo), pero aun así sigo prefiriendo este método antes que otros que son más rápidos pero sirven para dos días. Cuando pueda permitírmelo ya me informaré sobre métodos de depilación supuestamente definitivos, pero para eso todavía falta y yo pienso seguir con la cera.

Hasta ahora todo lo que os he contado sobre estas bandas es bastante bueno, pero todavía quedan sus dos mayores ventajas para mí. Para empezar, cada banda se puede usar muchas veces y sigue arrancando el vello con la misma capacidad que en el primer tirón, y esto no es algo de lo que puedan presumir muchas marcas. El otro día me fijé y cada cara de la banda me duró unos diez tirones, por lo que con una banda tuve suficiente para casi toda la pierna a partir de la rodilla. Para mí es casi un milagro que la banda dé tanto de sí cuando he probado marcas con las que necesitaba más de un paquete para hacerme las piernas y cada banda con dos tirones ya dejaba de funcionar. Por eso también es tan importante el tema de la aplicación: si se frota bien la banda una vez adherida a la piel se contribuye a que ésta sea efectiva por más tiempo.

El otro resultado que he observado y que me encanta de estas bandas es el que las hace estar muy por delante de las de otras marcas. Después de depilarme, incluso sin haber aplicado crema hidratante, las piernas me quedan increíblemente suaves e hidratadas. No me salen puntitos rojos ni nada por el estilo. Estoy muy sorprendida, porque las de Deliplus me resecaban, pero todas las demás que había probado no hidrataban, y me ha gustado muchísimo comprobar que Veet cumple lo que promete con estas bandas de aloe vera. Incluso las pieles secas como la mía las deja suaves, muy suaves, sin necesidad de aplicar crema (aunque de todas formas os recomiendo que la apliquéis, es algo que nunca está de más). He utilizado estas bandas para depilarme las axilas, y a pesar de que la piel de esa zona es más delicada las bandas me la han dejado igual de suave que las piernas. Es una maravilla, de verdad, nunca habría imaginado que una depilación podía hidratar tanto a la vez. Aunque no tengáis la piel seca os recomiendo que las uséis, puesto que un extra de hidratación no le viene mal a nadie, y en este aspecto se nota bastante la diferencia con las bandas para piel normal.

Quiero comentar también que estas bandas apenas me han dejado restos de cera en la piel. Aun así, vuelvo a recalcar que esto depende mucho de como uséis las bandas. Yo tengo bastante práctica con ellas y por eso es muy raro que me queden pegotes grandes y no suelo tener problemas con ninguna marca en esto.

Todo lo que puedo añadir en este apartado se basa en las ventajas y desventajas de la cera fría respecto a otros métodos de depilación. Es más lenta y (para quien no esté acostumbrada) duele más que la cuchilla y la crema, pero con la cera el vello se debilita y tarda más tiempo en salir (aunque tampoco cuatro semanas, como se suele decir). Respecto a la cera caliente, las bandas de cera fría son mucho más rápidas de usar porque no hay que calentar nada, y duelen menos. En fin, creo que cada una sabe perfectamente qué método prefiere, y para quien utilice bandas de este tipo estas de Veet me parecen una buenísima opción a tener en cuenta: su hidratación y lo que da de sí cada banda son, a mi parecer, sus grandes ventajas.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Me compre las bandas hace unos dias y aun no las uso.Trato de informarme como utilizarlas y tu explicacion me viene bien.
Probe con la crema depilatoria Veet,pero me dura un dia.
La cera caliente y la maquina electrica,me asustan.Asi que,solo uso la cuchilla.
Espero animarme a usar las bandas!!!

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.

Related Posts with Thumbnails