domingo, 18 de julio de 2010

Vichy Crema Aqualia Thermal

Vichy Aqualia Thermal

La lína Aqualia Thermal de Vichy es la que se lanzó para sustituir a la anterior, la Thermal Fix. De esta última línea había usado su crema hidratante, que me iba de maravilla, y es por eso que me animé a probar la nueva versión.

En este apartado voy a centrarme en la crema Aqualia Thermal. Se nos presenta como crema para pieles secas, pero dada su cuidada formulación también es apta para pieles sensibles. Es hipoalergénica.
La tenemos en dos versiones: rica y ligera, y aunque parezca contradictorio, ambas están recomendadas para piel seca. La rica para pieles muy secas (sería la equivalente a la Thermal Fix 2), y la ligera para secas o sensibles (como la Thermal Fix 1). En principio la que era más adecuada para mí era la segunda, pero sentí cierta desconfianza por aquello de "ligera", me sonaba a algo que le faltaría hidratación.

Abajo os lo explicaré con más detalle, pero efectivamente la rica no me fue bien. Y entonces compré la ligera. Sí, ya sé que pensaréis que podría haber buscado otra marca si ya desde un principio no estaba muy convencida de estas cremas "rica" y "ligera", pero tenía que probar, si se parecía a mi crema preferida tenía que arriesgarme. Ahora que lo pienso me digo "qué tonta que soy", pero ya no puedo volver atrás.

En fin, que al final acabé con los dos tarros de crema en casa. Los dos tarros son iguales, sólo cambia el nombre. La presentación es la misma que las otras cremas de Vichy. Son tarros de cristal duro, con la base más estrecha que la tapa., y cada uno iba dentro de una caja. Tanto la caja como el cristal nos aseguran que la crema se conserve en perfectas condiciones.


Cada tarro contiene 50 ml, que duran bastante porque no se necesita mucha cantidad. Unos dos meses, o incluso más. El precio de cada crema ronda los 20€. Caro para los resultados que me ha dado.Las dos cremas son de color blanco y tienen una textura refrescante y fluida. Obviamente, la rica es menos fluida que la ligera. Las dos se absorben rápidamente.El componente estrella de estas cremas es el agua termal de Vichy, que se obtiene de la roca magmática y contiene minerales con propiedades calmantes y fortificantes. Os comento algunos muy brevemente:
  • Hierro: es un buen oxigenador celular.
  • Magnesio: es estimulante de la renovación celular.
  • Calcio: protege los tejidos de las agresiones externas.
  • Manganeso: tiene propiedades antioxidantes.
  • Silicio: regenera los tejidos.
  • Litio: tiene efecto calmante.
  • Ácido carbónico: es un regulador de la sensibilidad de la piel.
  • Cobre: es antiséptico.
  • Zinc: estimula la cicatrización.
  • Potasio: es hidratante.

El Activo Hialurónico (Hyaluronine Active) también es un componente de estas cremas a destacar. Es hidratante, y según nos informan en la caja es hasta dos veces más efectivo para tal función que la glicerina. Y por supuesto que es compatible con la piel, faltaría más. Lo que nos prometen ambas cremas, ligera y rica, es una piel llena de agua, aliviada, hidratada, fresca y elástica, sin sensaciones de incomodidad. Ha sido probada en 100 mujeres. En fin, paso a relataros mi experiencia con cada una de ellas, que se aproxima más a lo contrario de lo que supuestamente aportan estas cremas.

Vichy Aqualia Thermal Rica

Fue la primera que utilicé, y en principio para mañana y noche. Los primeros días noté que me dejaba la piel hidratada, pero antes de que pasara una semana me ocurrió lo que ya imaginaba: la crema me engrasaba la piel.

Hasta ahí, el problema sólo era mío porque me había equivocado en la elección, pero para pieles más secas que la mía podía ser efectiva. Pero hay más cosas, y no se hicieron esperar.

Después de usar esta crema varios días, notaba la piel algo tirante e incómoda. No sé exactamente cómo explicarlo, pero mi piel no se sentía bien con esta crema, y no era únicamente porque acababa engrasando. Hidrataba, sí, pero le faltaba algo que aportara suavidad y calma a la piel. Me daba la sensación de que, a pesar de la textura fluida y la rápida absorción, la crema no llegaba a fundirse del todo con la piel, sino que le aportaba pesadez, sensaciones incómodas.

Cuando compré la ligera, para no tirarla, la seguí usando sólo de noche, y los efectos siguieron siendo los mismos. La incomodidad que me aportaba tampoco era exagerada (si lo hubiera sido habría dejado de usar la crema), pero hacía que la crema perdiese muchos puntos. No me convencía.

Vichy Aqualia Thermal Ligera

Tras comprobar el elevado nivel de hidratación, hasta el punto de engrasar, de la Aqualia Thermal Rica, estuve segura que la versión Ligera no se quedaría corta y sería la más adecuada para mi piel. Habían pasado pocos días desde la compra de la Aqualia Thermal Rica, y entonces no le había dado mucha importancia aún a los efectos de "incomodidad" en la piel. Pensaba que se debían al estrés o al tiempo, no se me ocurrió que con la Ligera podría sentir lo mismo. Entonces el único problema que le veía a la Rica era que se trataba de una crema demasiado hidratante para mí.

Empecé a usar la Vichy Aqualia Thermal Ligera todas las mañanas (y la Rica de noche) y al principio todo bien. No engrasaba, que era justo lo que buscaba en ese momento.

Pero los problemillas no se hicieron esperar, y vuelta a lo mismo. Mi piel no se sentía cómoda con esta crema. No notaba la suavidad que había llegado a tener mi piel con otras cremas, la sentía un poco tirante. Incluso notaba unos leves picores en la piel cuando la aplicaba. No os asustéis, no llegó a irritarme ni nada parecido, pero la sensación que me daba era de todo menos agradable. Creo que la palabra que define mejor todo el conjunto que me producía esta crema es "incomodidad".

Ahora alguien podría pensar que estos efectos se debían a la crema rica, porque ya los había notado con la crema "en solitario", y ahora continuaba usándola aunque con menos frecuencia. Bueno, la Aqualia Thermal Rica se acabó, y la Ligera me alcanzó para usarla alguna semana más sola, día y noche. Esos días en los que usé únicamente la Ligera se repitieron los efectos que ya he comentado, falta de suavidad, leves picores, etc, así que he podido comprobar que lo que falla se encuentra en ambas cremas, no había sido únicamente un problema al elegir primero la rica que también me engrasaba.

Podría parecer que aquí acabó todo... Pero no, ¡aún hay más! Esas últimas semanas mi piel dejó de estar bien hidratada. Estaba reseca, de algunas zonas se me pelaba. No llegué a una deshidratación extrema, pero la justa para que se notase. Y el tiempo no había cambiado mucho en esos días, no era ése el problema. En fin, ¡un desastre! Al final la ligera había resultado ser demasiado ligera y la rica demasiado rica, tal y como yo había pensado al escuchar los nombres. La próxima vez me fiaré más de mi intuición, ya lo dicen que a veces lo primero que te viene a la cabeza es lo correcto.

Aqualia Thermal vs. Thermal Fix

Como me vendieron la crema como la "sustituta" de la Thermal Fix, y después de comprobar que los efectos de ambas son muy distintos, no puedo olvidarme de este apartado en mi opinión.

De la Thermal Fix también teníamos dos versiones, 1 y 2, o lo que es lo mismo: piel seca y piel muy seca. Primero usé la 2 porque era una época en que la piel se me había deshidratado mucho, y me fue bien, pero a la larga me acabó engrasando la piel. Después compré la 1, y esta sí que me fue de maravilla. Hidrataba justo lo que necesitaba mi piel, y además la dejaba muy suave y llena de agua. Realmente lo notaba, mi piel estaba y se veía mucho mejor. Era la crema perfecta para mí, no exagero.

Los únicos puntos en común que tienen ambas es que su composición es parecida (en las dos se destaca mucho el agua termal de Vichy, pero la Thermal Fix tenía Filladyn y la Aqualia Thermal Activo Hialurónico) y que tanto la Thermal Fix 2 como la Aqualia Thermal Rica me engrasaron la piel y por lo tanto las veo adecuadas para pieles muy secas.

En todo lo demás son muy diferentes. Con la Aqualia Thermal no he tenido esa sensación de que la piel se llena de agua, como sí me ocurría con la Thermal Fix. Esta última dejaba muy buena sensación en mi piel, además de hidratarla. La Aqualia Thermal me hacía sentir la piel algo tirante y nada cómoda, y con la versión Ligera me faltó hidratación.

La conclusión a la que llego después de comparar la tenéis en el título de mi opinión: la crema Aqualia Thermal no está a la altura de la Thermal Fix. Lo de siempre, que quizá a otro tipo de piel le va mejor, pero para mí los de Vichy cometieron un fallo tremendo al retirar la Thermal Fix por esta Aqualia Thermal. Es que sólo le veo desventajas.

5 comentarios:

Malachuse dijo...

Hola! yo me compré la ligera y la verdad es que si me gustó. No se, supongo que como dices cada piel es un mundo. Pero ya te digo, ni picores ni nada. De todas formas gracias por tu post porque pensé en comprarme la rica y al final por lo que cuentas parece que tuve razón en comprarme la ligera porque mi piel es seca pero con la que elegí fue suficiente.
Un saludo!

Sentin dijo...

Entre mis clientas la que más les gusta es la Aqualia Thermal Ligera por su textura y porque es muy confortable en pieles mixtas.
Un abrazo.

Cris Cris dijo...

Me gusta muchísimo Vichy Aqualia Thermal Spa Día es de los mejores productos que existen en el mercado, te regenera la piel un montón y te la deja completamente hidratada sin dar además ni una gota de grasa. Desde mi experiencia, más que recomendable!

Os dejo el enlace a la web donde yo lo compro que es donde mejor de precio lo he encontrado. Saludos!!

https://www.farmagranada.com/faciales/1583-vichy-aqualia-thermal-spa-dia-75ml

Africa Sanchez dijo...

¿Sabéis donde la puedo encontrar online barata? Gracias, un beso!

Ainhoa Ponce dijo...

Si, yo compre la ligera en https://www.farmacias1000.com/vichy/vichy-aqualia-thermal-ligera-tarro-50-ml.html?, está muy bien de precio, yo suelo comprar mucho es esta pagina web.

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.

Related Posts with Thumbnails