miércoles, 28 de julio de 2010

Deliplus Crema Anticelulítica

Me gusta mucho cuidarme, y hace años que en mi rutina de belleza no falta un buen anticelulítico que me aplico una vez al día sin falta, normalmente antes de acostarme (aunque también se puede aplicar después de la ducha o por la mañana). Hay gente que no cree en los efectos de las cremas, pero desde mi experiencia puedo afirmar que éstas pueden ser realmente eficaces si se combinan con una dieta sana y un poco de ejercicio (¡no podemos esperar que la crema lo haga todo sola!). Yo no me considero un modelo a seguir porque también paso mis rachas en las que sólo me apetece comer porquerías y no me muevo nada, pero por lo general sí que suelo hacer algo de deporte cada día y procuro no pasarme con los dulces y fritos (aunque algún capricho siempre cae).

Los geles anticelulíticos de efecto frío y efecto calor de Deliplus son de sobra conocidos. Su gran efectividad y un precio más que asequible los han convertido en verdaderos éxitos de ventas. Pero hoy no os voy a hablar de ninguno de los dos, sino de la crema anticelulítica normal de esta marca, que es incluso más barata que los geles.

La celulitis

Siempre que escribo sobre anticelulíticos me gusta dedicar un apartado a explicar qué es exactamente el problema que queremos solucionar. La celulitis se produce por acumulación de grasa y toxinas en algunas zonas del cuerpo. La tienen todas las mujeres, incluso las delgadas, porque no es un problema que se deba únicamente al sobrepeso. Eliminarla por completo mediante cremas es casi imposible, pero con un ritmo de vida adecuado, una alimentación equilibrada y una buena crema he comprobado que se puede mejorar mucho. También es muy útil utilizar cremas y cuidarse como prevención a la aparición de más piel de naranja. En mi caso, desde que empecé a usar cremas anticelulíticas (hace unos cuantos añitos) mi celulitis no ha aumentado nunca, sino que se ha reducido y mucho.

Algunos consejos para combatir la celulitis son tomar alimentos ricos en fibra y beber mucha agua (dos cosas que también os servirán para cuidar vuestra salud en general). También es conveniente evitar los pantalones demasiado ajustados porque favorecen la formación de celulitis. Si además de esto se hace un poco de deporte y se utiliza una buena crema anticelulítica, la celulitis estará a raya. Por supuesto, si queremos que todo esto funcione, hay que mantener una constancia: no sirve de nada usar la crema una vez a la semana, y tampoco sirve de nada aplicársela todos los días si no nos movemos de casa. Hay gente que dice que estas cremas no hacen nada, pero es que tenemos que poner un poco de nuestra parte para que funcionen, que los milagros no existen.

Crema anticelulítica de Deliplus

Presentación

Al igual que las otras cremas y geles de tratamiento de Deliplus, la anticelulítica se presenta en una caja bien envuelta con un plástico que nos asegura que nadie ha estado en contacto con el tubo de crema. La caja es de color blanco con algunas rayas, el mismo color que el tubo de crema. Éste tiene el mismo diseño que los envases de los geles efecto frío y efecto calor: un tubo de plástico blando, con tapón de clic y soporte sobre la base. Lo único que cambia es el color de las rayas. Me parece un envase muy práctico y cómodo, al ser blandito es fácil presionarlo para que salga la crema incluso cuando queda poca cantidad.

A favor de esta presentación tengo que añadir que tanto la caja como el papel informativo que se incluye dentro son muy útiles para conocer algo más del funcionamiento del producto. A mí me encanta leer toda la información posible sobre una crema antes de usarla, y agradezco que incluso una marca blanca cuide estas cosas.

El tubo, al igual que la gran mayoría de anticelulíticos, lleva una cantidad de 200 ml, que me dura aproximadamente tres semanas, aplicándola una vez al día. El precio es de unos 4€, más barata que los geles de efecto frío y efecto calor. Me sorprende que la crema no sea tan aclamada como éstos, pues su precio también es muy competitivo y los efectos que tiene no desmerecen en absoluto.

Características
La textura es como la de una crema anticelulítica cualquiera: suave y un poco densa, que tarda más en absorberse que los geles, pero que no resulta molesta si estás acostumbrada a ponerte potingues. Es de color blanco, y su olor me recuerda levemente al del gel de efecto calor: huele un poco a miel, aunque el aroma no es tan intenso como el del gel que os comento. Aun así, el aroma y alguna cosa más que os comentaré hacen que se me parezca más al gel de efecto calor que al de efecto frío.

En lo relacionado con la composición de la crema, tenemos que destacar los siguientes principios activos, todos ellos naturales:

- Fucus: se trata de una alga con propiedades anticelulíticas, y según como se tome también puede ayudar a bajar de peso.

- Centella asiática: tiene propiedades depurativas y estimula la circulación. Ayuda a eliminar residuos y devuelve la elasticidad de la piel. También es un buen principio activo para combatir la celulitis.

- Brusco: tiene propiedades diuréticas y para el cuidado de la piel.

- Guaraná: estimula la circulación sanguínea, además de tener otras propiedades beneficiosas para el organismo pero que no se relacionan con el estado de la piel.

- Hiedra: es una planta con muchas propiedades para el cuidado de la piel. Además de combatir la celulitis, es eficaz para varices, llagas y cicatrización de heridas, entre otros.

- Carnitina: favorece la eliminación de grasa para convertirla en energía.

Todos coinciden con la composición del gel de efecto calor. La única diferencia es que éste también lleva nicotina metilo y la crema no.
Modo de aplicación

Puede parecer fácil aplicar una crema anticelulítica, pero no lo es tanto. Es muy importante acompañar la aplicación de la crema con suaves masajes circulares, de abajo a arriba, hasta que ésta penetre por completo en la piel. Este masaje estimula la circulación, y puede llegar a ser incluso más importante que la crema en sí. Es necesario que la crema penetre bien para que resulte efectiva; no la podemos aplicar como si se tratara de una hidratante normal porque entonces sólo hará eso, hidratar. Puede parecer una chorrada, pero os aseguro que no lo es. Cuando empecé a usar anticelulíticos me los aplicaba como si de una crema normal se tratara, y no me hacían nada o casi nada. ¿Problema de la crema? No, problema mío, porque en cuanto aprendí la correcta aplicación empecé a ver mejoras. Si vais a usar anticelulíticos merece la pena que dediquéis unos minutos para aplicarlos bien.

Tanto o más importante que el masaje es la constancia. Hay que aplicar la crema cada día, una o dos veces según si tenéis mucha celulitis o no. Mi consejo es que busquéis una hora concreta y os apliquéis la crema siempre en ese momento: antes de acostarse, al levantarse, después de la ducha, etc. Es la mejor manera de mantener la rutina. Algunas personas no empiezan a cuidarse hasta que no ven que el verano se acerca, y cometen un grave error: hay que cuidarse durante todo el año para tener la piel bien, y además en cuanto dejas el tratamiento la celulitis puede volver a aparecer más fácilmente, así que la constancia es un factor que se debe tener en cuenta.

En cuanto a las zonas de aplicación, en mi caso me aplico la crema en vientre y muslos, pero esto puede variar un poco en cada persona.

Efectos observados
En primer lugar, tras tres o cuatro aplicaciones noté la piel más firme, especialmente en la zona del vientre. Es el efecto que se suele notar primero cuando un anticelulítico funciona; cuando me encuentro con uno que ni siquiera reafirma, ¡mal asunto! Con este enseguida me sentí mejor, porque al notar la piel más reafirmada también da la sensación de tener menos grasa y en general te ves un poco más esbelta (aunque si lo que quieres es adelgazar hay que hacer deporte y dieta, la crema es sólo un complemento), de modo que la crema además de reafirmante es un poco reductora también. No os puedo dar datos de centímetros porque no me mido, pero vaya, que he notado las mejoras.

En segundo lugar, como anticeulítico propiamente dicho también funciona, y es uno de los mejores que he probado. Está al mismo nivel de los geles efecto frío y efecto calor de la misma marca, y me va igual de bien que los anticelulíticos de Thiomuchase y Galénic que también he probado. La crema reduce la celulitis, no la elimina por completo, pero sí que he notado mejoras. Empecé a notar estos efectos cuando llevaba aproximadamente una semana aplicándome la crema, así que los resultados anticelulíticos no se hacen esperar mucho.

Otra cosa que os quiero comentar y que se relaciona con las semejanzas que le encuentro con el gel de efecto calor es que, después de la aplicación de la crema, al cabo de unos minutos noto un levísimo efecto de calor en las zonas en las que la he aplicado. Las que habéis probado el gel de efecto calor no os asustéis, porque el calor de la crema no llega a ser tan fuerte y ni pica ni enrojece la piel. Aun así, me gustó sentir esa sensación de calor suave, es como la demostración de que la crema está actuando, y me gusta notarlo.

Al tener una textura de crema densa, tarda más en absorberse que los geles y los anticelulíticos líquidos. Para mí esto no es ningún problema, pero como sé que a algunas os resulta molesta esta sensación os lo he comentado. De todas formas, el hecho de que se trata de una crema densa también tiene una ventaja: hidrata mucho la piel, por lo que además de reducir la celulitis noto esas zonas mucho más suaves. Esto no ocurre con todos los anticelulíticos, y es de agradecer que por lo menos con esta crema podamos ahorrarnos el tener que aplicar crema hidratante donde ya nos ponemos la anticelulítica. Me recuerda mucho a Thiomuchase, otra crema anticelulítico muy similar en su textura y que además funciona (aunque es mucho más cara).

En definitiva, yo estoy muy contenta con los resultados de esta crema. Es igual de eficaz que los geles efecto frío y efecto calor, pero sin provocarnos esos efectos tan fuertes al aplicarla. Quiero que este mensaje quede claro con mi opinión para las que, como yo, no sabían si comprar esta crema porque no es tan popular como los geles, se atrevan con ella. Yo normalmente utilizo el gel efecto frío en verano y el de efecto calor en invierno, y de vez en cuando los alternaba con anticelulíticos de otras marcas. Ahora he encontrado la manera de ahorrar un poco más: sigo con los geles igual que antes, pero cuando quiero variar compro la crema, que tiene un precio económico y es apropiada para cualquier época del año.
¿Por qué esta crema anticelulítica y no otra?

- Ante todo, el precio: 4,50€ por 200 ml de producto. No vais a encontrar un anticelulítico que funcione por menos de este precio.

- Es eficaz: reduce la celulitis, reafirma la piel y es reductora.

- Su formato en crema, además de combatir la celulitis, hidrata mucho la piel.

- No produce sensaciones fuertes ni de frío ni de calor, por lo que no resulta molesto usarla.
Defectos respecto a otros anticelulíticos

- Es una crema densa, y tarda más en absorberse que un líquido o un gel. Puede resultar empalagosa para algunas personas.

- Sólo se vende en Mercadona.

Para mí las ventajas compensan con creces los defectos que le he podido encontrar a la crema.

Conclusión

La crema anticelulítica de Deliplus me parece una crema excelente: cumple todo lo que se espera de ella (reduce la celulitis, reafirma e hidrata la piel) y es baratísima. Los únicos defectos que le he podido encontrar son detalles sin importancia. No es tan conocida como sus hermanos efecto frío y efecto calor, pero no por ello es menos efectiva. Os animo a todas a que la probéis, tanto si os gustaron esos geles como si sois de las que no soportan el frío o el calor que producen, porque esta es la gran ventaja de esta crema respecto a ellos: no resulta molesto aplicarla.

Finalmente, no quiero olvidarme de dejar claro, una vez más, que una crema de este tipo es siempre un complemento para combatir la celulitis, y si no cuidáis un poco la alimentación ni hacéis ejercicio no os funcionará. Sé que me repito mucho con esto, pero me parece importante tenerlo en cuenta. Hay gente que dice que estas cremas no sirven, pero es que si no sales del sofá y comes demasiadas porquerías no puedes esperar que la crema haga milagros ella solita.

8 comentarios:

Belén dijo...

Me parece una opinión muy interesante. Y ¿qué te parecen los serum anticelulíticos que tiene Mercadona?, ¿los has probado?.
Saludos.

Rusta dijo...

@Belén. Sí que los he probado. El sérum me va muy bien, me gusta más que esta crema y que los geles efecto frío/calor. Luego hay un fluido remodelante de la misma línea que el sérum que no está mal, pero no noto tantos efectos como con el sérum.

A ver si escribo las reseñas ^^.

Belén dijo...

Tomo nota Rusta, y espero las nuevas reseñas.
Gracias!!.

La chica del guisante dijo...

Hola,
me ha gustado mucho tu reseña sobre estas cremas. Yo uso el gel efecto frío, aunque reconozco que no soy lo constante que debiera. Tengo que echarme mucha crema hidratante por motivos varios y debido a eso descuido la anticelulítica, pero esoty reafirmándome en el buen propósito de usarla una vez al día. Además hago bailes de salón, así que ejercito mucho las piernas (más de lo que se podría pensar).
Quería hacerte una pregunta: comentas bastantes veces que la sensación del gel efecto frío es muy fuerte (y la del efecto calor, pero yo ese no lo he probado). Ya lo he oido más veces y me sorprende porque en mi caso apenas lo noto, sólo siento un poquito de frío en la zona de los muslos, pero nada más (salvo un día que sí que lo noté bastante). Sé que cada persona es un mundo y que no es tan raro que un producto reaccione de modo distinto según quien, pero no sé si me convendría cambiar a la crema normal. Igual me está haciendo efecto aunque yo no sienta el frío (porque sí noto algunos avances, pero quizás no todo el que debiera, ¿qué opinas?

Cris dijo...

Hola

Justo hoy he comprado las de efecto calor y efecto frío. Antes siempre había comprado al efecto frío o esta que dices aquí. No sé de donde eres pero el precio yo siempre lo he visto a 3,10€ y las frío y calor a 4,75€.

Por el precio estaba dudando que hacer, siempre he leído en foros que la mejor es la efecto frío así que básicamente es la que más he usado, la efecto calor es la primera vez que la compro porque en la caja pone que recomiendan alternarlas.

Entonces, ¿debo entender que la normal es igual de efectiva, al mismo nivel que la efecto calor/frío ? Porque entonces estoy tirando el dinero con éstas además de pasar el rato de calor/frío.
Normalmente las cremas para problemas de circulación son de efecto frío, como las que usa mi madre por las varices. Supongo que es por eso que se suele recomendar más la fría.

Por cierto, si compras los sobres de la extreme, decir que la textura me encanta.

Cris dijo...

Por cierto me gustaría preguntar a la chica del guisante en que momento lo aplica. Yo lo he pasado fatal con el efecto frío después de hacer spinning, irme a los baños de vapor y exfoliarme... con todo eso, no veas como penetra la crema y por supuesto se nota muchísimo más. A parte como dicen la forma de aplicación es muy importante.

Si lo haces después de exfoliarte y la aplicas bien entonces solo queda decir... pues como ya se sabe cada cuerpo es distinto. :-/

LolaLolitaFlores dijo...

Pues yo probé el anticelulítico Deliplus y no vi grandes resultados. Luego me cambié al stick anticelulítico Thiomucase y me va mucho mejor. Como es un pelín caro, lo compro aquí http://pharmahero.com/anticeluliticos/3 , que ya me dicen directamente donde es más barato.
Gracias por los consejos!

LolaLolitaFlores dijo...

Pues yo probé el anticelulítico Deliplus y no vi grandes resultados. Luego me cambié al stick anticelulítico Thiomucase y me va mucho mejor. Como es un pelín caro, lo compro aquí http://pharmahero.com/anticeluliticos/3 , que ya me dicen directamente donde es más barato.
Gracias por los consejos!

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.

Related Posts with Thumbnails