martes, 9 de noviembre de 2010

Lush Grease Lightning Gel Anti-Granos

Grease Lighting. Presentación

El gel anti-granos se presenta en un pequeño bote de color negro con vaporizador en la parte superior (aunque recordad la textura del producto es gelatinosa y no líquida), muy sencillo. Como viene siendo habitual en Lush, su aspecto no es especialmente llamativo pero yo con eso no tengo problema. Contiene 45 gramos de producto que duran una eternidad y cuesta 7,50 euros. No me parece caro, pero teniendo en cuenta que es un producto que para mí resulta innecesario al final no deja de ser un gasto inútil. Caduca en julio de 2011 (un poco más de un año desde que lo compré) y según la etiqueta es apto para veganos.

A pesar de todo, hay algo de las presentaciones de Lush que nunca falla: el nombre. En esta firma son muy originales para escoger nombres y este gel no ha sido una excepción: Grease Lightning (Relámpago). Es el título de una canción de la película Grease y supongo que aplicado al producto su significado se refiere al hecho de que acaba con los granos de forma fulminante, como un relámpago. Qué pena que este nombre tan chulo haya ido a parar a un artículo tan nefasto.

El árbol de té y otros viejos amigos

El aceite de árbol de té es el ingrediente estrella de este gel anti-granos. Se le conoce por sus propiedades bactericidas y anti-acné, por lo que puede ser un buen aliado para acabar con este problema. Lo podemos encontrar como un componente más de una crema o gel —como en este caso—, o directamente en forma de aceite puro. Este aceite suele tener muy buena fama, pero hace unos meses lo estuve usando en formato puro y los resultados se pueden resumir así: no hizo absolutamente nada. Como mucho secaba granos pequeños, pero no solucionaba el problema de raíz y contra los granos más grandes era totalmente ineficaz. Así pues, que este gel también llevara este componente no suponía ninguna garantía para mí, más bien todo lo contrario.

Además de árbol de té, este gel contiene aloe vera, un ingrediente muy utilizado en cosmética con muchísimas propiedades beneficiosas para la piel. Entre ellas, su poder calmante, especialmente útil para pieles sensibles o problemáticas como pueden ser las pieles a las que este artículo está indicado. He usado muchos productos que contienen aloe vera, incluido algún gel puro, y estos sí me dieron buenos resultados, aunque debo decir que los usé antes de empezar a tener problemas de exceso de granitos y grasa.

El tercer principio activo a destacar es el hamamelis, cuyo uso quizá no es tan popular como el de los otros dos pero en productos de cosmética también se emplea bastante. Entre sus cualidades nos interesa su capacidad para secar la piel, o lo que es lo mismo, se trata de un remedio astringente y en teoría es útil para controlar los excesos de sebo. Que yo recuerde no me había topado con productos que contengan hamamelis, al menos no productos para el rostro, así que mis primeras impresiones al verlo en la etiqueta no fueron ni para bien ni para mal.

La textura del producto es tipo gel, como su propio nombre indica. Es de color transparente y huele muy bien: se aprecia la nota de árbol de té, pero es un aroma suave y agradable, como de plantas. Lush cuida los olores incluso en artículos como este, en los que a priori parece que el olor carece de importancia.

Forma de uso

Es muy importante no confundir este producto con una crema o gel para el rostro. Se aplica sobre cada granito, nada de extenderlo por toda la cara. Os recomiendo que pulséis el vaporizador sobre la yema de un dedo y a continuación apliquéis el gel sobre el grano en cuestión —pulsar directamente sobre el grano es un poco incómodo porque se queda toda la pasta “apelotonada” y se desperdicia producto—. El gel no se absorbe de inmediato a pesar de su textura ligera, por lo que os recomiendo que no os lo apliquéis antes de salir de cada.

Resultados

Este gel no me ha servido para nada. Hay que partir de la base de que ahora mismo apenas me salen granos y, por lo general, los pocos que logran vencer al jabón Farmacia de Guardia son granos grandes, de estos que tardan en salir a la superficie y si te atreves a tocarlos te destrozas la cara (sospecho que en mi caso son hormonales). Con esto quiero decir que quizá con granos pequeños sí es eficaz, pero aunque fuera así me seguiría pareciendo un producto decepcionante porque considero que los granitos que nos interesa secar son los de mayor tamaño.

Una vez el gel se ha absorbido y ha pasado un rato, noto la piel de la zona más seca, el mismo efecto que producía el aceite de árbol de té y otros muchos productos anti-granos. Sin embargo, aunque seque un poco, no es lo suficientemente eficaz como para acabar con el grano. Éste sigue su curso normal, no he notado que desaparezca antes con el uso del gel. En fin, me parece un producto bastante flojo. Lo he usado varias veces en todos estos meses pero los resultados son siempre los mismos, es decir, ninguna mejora.

Debo decir que no he sufrido ninguna reacción alérgica al usar el gel, ni tampoco reacciones desagradables como picores y enrojecimiento. En ese sentido, es un producto suave (quizá en exceso). Recuerdo que con 12 ó 13 años usé una pomada de farmacia que también se aplicaba directamente sobre el grano y me provocó un escozor tremendo. ¡Qué difícil es encontrar un buen término medio!

Siempre es arriesgado decir “no lo recomiendo a nadie” (y más en cuestiones de acné, porque por todo lo que he leído en este tiempo sé muy bien que a lo que unos nos sirve a otros no les hace nada y viceversa), pero si sumamos mi experiencia con Grease Lightning a la mala opinión que tengo de estos productos milagrosos en general, es evidente que no puedo aconsejar su compra. Si algo he aprendido en este tiempo, es que lo más eficaz para combatir el acné es encontrar un buen producto de uso diario que regule los excesos de grasa y prevenga su aparición (como un jabón o gel limpiador o una crema facial); los cosméticos que están indicados para eliminar los granos una vez ya han aparecido me parecen bastante inútiles, además de demasiado suaves (por lo menos en mi caso). Así pues, si habéis llegado a esta opinión porque tenéis problemas de acné, os recomiendo que os dejéis de sticks y chorradas y busquéis directamente un buen limpiador y/o crema; si es necesario, con la ayuda de un profesional.

6 comentarios:

LAKY dijo...

Afortunadamente no necesito este tipo de productos.
Bs

Laura dijo...

No lo he probado, pero es q tp lo necesito, no tengo granos. Ciao, besos!

Un lieu avec Allure.

Anónimo dijo...

Hola. Primero que nada, debo decir que me encanta tu blog, e aprendido mucho de dermocosmetica con tus experiencias. Pero me preguntaba si has usado, la gama de Normaderm de Vichy????

Rusta dijo...

@Anónimo. ¡Hola! Me alegra que te guste el blog ;) De la gama Normaderm no he probado nada, así que no puedo ayudarte. Lo que sí puedo decirte es que, en general, mi experiencia con Vichy es positiva y me parece una marca de fiar.

Anónimo dijo...

Hola de nuevo :) Queria contarte que cuando te pregunte si has usado Normaderm de Vichy, yo uso el tratamiento de día y de noche, pero la limpieza del rostro lo hago con farmacia de guardia, y el tonico agua de luna de Lush. Es la mejor convinacion encontrada por mi, inspirada por ti :D Es lamentable que muchas marcas que nombras no se vendan en Chile. Gracias por enseñarme un poquito de belleza todos los días Atte. Italo Topacio.

Rusta dijo...

Gracias a ti por comentar en el blog :) Me alegro de que el jabón de Lush te vaya bien. Yo ahora lo uso con la crema Vanishing Cream, también de Lush, y estoy encantada con la combinación.

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.

Related Posts with Thumbnails