martes, 31 de mayo de 2011

Lush Brimstone Exfoliante corporal

Exfoliante Brimstone

El aspecto del exfoliante no es lo que se dice atractivo (de hecho, incluso puede dar asco si no se sabe nada de la filosofía de la marca): un cubo «terroso», de color beige. A diferencia de otros artículos de Lush, viene envuelto en un plástico para evitar que se deshaga (en casa lo podemos retirar, aunque yo he optado por mantenerlo e ir cogiendo producto conforme la pastilla se gasta), y no es posible comprar solo un trozo porque se vende por unidades. Cada una contiene 140 gramos de exfoliante y cuesta 4,95 €. No me parece un precio excesivo.

Brimstone tiene un aroma suave, agradable para mi gusto (me recuerda un poco a los jabones de avena). Sus principios activos son la arcilla china, indicada para regenerar la piel y eliminar las marcas, la sal marina, con efectos exfoliantes, y el aceite de cáñamo, que posee propiedades calmantes. Pese a no ser un producto cien por cien natural, contiene muchos menos químicos que los exfoliantes convencionales que encontramos en supermercados y perfumerías, lo que siempre se agradece. Además, lleva la etiqueta de apto para veganos.

Además de Brimstone, Lush dispone de otros exfoliantes corporales: Glorious Mud (a base de barro), Rub Rub Rub (en formato gel y con acción revitalizante), Stepping Stone (específico para combatir las durezas de los pies), Sugar Babe (de azúcar) y Sugar Scrub (también de azúcar, con ingredientes específicos para la celulitis). A la hora de decantarme por uno u otro, descarté de inmediato Stepping Stone y Sugar Scrub por sus indicaciones concretas y Rub Rub Rub por ser el más caro. De entre los demás, me llamaron la atención Brimstone y Sugar Babe, que además tienen precios asequibles, y finalmente escogí el cubo porque del otro no había leído críticas demasiado entusiastas. Como veis, no hubo ningún motivo especial en mi decisión, ni siquiera el hecho de llevar arcilla, por lo que no descarto probar uno distinto cuando lo termine.

Cómo se usa

En la web de Lush recomiendan retirar el envoltorio de plástico, mojar la barrita y a continuación aplicarla sobre las zonas más secas de nuestro cuerpo. Yo prefiero mantener el exfoliante dentro de su envase (al fin y al cabo, después de usarlo una vez tendríamos que volver a cubrirlo) y, en lugar de coger el cubo entero, lo que hago es mojarlo un poco, coger un poco de producto y frotarlo por la piel. Por fortuna, no tiene una consistencia tan frágil como la del exfoliante Stepping Stone del que os hablé hace unas semanas, por lo que no se deshace al entrar en contacto con el agua. Lo que si ocurre es que esa textura sólida que vemos se vuelve acuosa, en una mezcla que puede resultar un poco asquerosa a la vista (no olvidemos que lleva arcilla, así que, salvando las distancias, es como coger tierra en un día de lluvia). Los exfoliantes de color azul fosforescente son mucho más bonitos, pero también menos naturales.

El proceso de mojar Brimstone y coger producto para extenderlo por la piel se repite todas las veces que sea necesario (cunde bastante, aunque a mi parecer no tanto como un exfoliante convencional). Después, aclaramos la piel y nos lavamos con el gel de ducha o jabón que usemos habitualmente. Una vez el exfoliante restante se ha secado, yo lo tapo con papel film y lo guardo en un cajón para que no le dé la luz. De momento no se me ha estropeado.

Se aconseja usar un exfoliante por todo el cuerpo una vez cada quince días, aproximadamente. Si tenéis alguna zona especialmente seca, podéis insistir ahí con mayor frecuencia.

Resultados

El exfoliante cumple con su función, ni más ni menos. Después de usarlo, noto la piel más suave, incluso las zonas más secas por naturaleza (rodillas y codos). La sal marina elimina las células muertas, y la arcilla estimula la renovación celular, con lo que conseguimos una piel más bonita y agradable al tacto. Evidentemente, no podemos esperar milagros con un solo uso, pero algo hace, y lo sitúo al mismo nivel que los otros exfoliantes corporales que he usado (entre ellos el Exfotonic de L’Oréal, que goza de gran reputación).

A diferencia de otros exfoliantes, en este no está explícito que actúe como limpiador. Por mucho que esta función se sobreentienda en cualquier exfoliante (si renueva la capa externa de la piel, obviamente está limpiando), recomiendo acompañar su uso de un gel o jabón con el fin de conseguir una sensación de limpieza mayor. Brimstone es un poco «guarro» al tacto y, aunque una vez te acostumbras es genial (estoy encantada con su textura), no proporciona el aroma ni la frescura que conseguimos con un producto específico para la ducha.


Por otro lado, al igual que ocurre con cualquier exfoliante efectivo, se supone que activa la microcirculación en las partes aplicadas, con lo que se puede, por ejemplo, combatir la celulitis al usarlo en caderas, glúteos y muslos. De todos modos, yo no os recomiendo comprarlo únicamente con ese fin, ya que hay artículos más específicos para el tema (tanto exfoliantes como cremas y sérums). Lo que sí se observa con facilidad es su acción sobre los pelos enquistados: yo no suelo tener muchos, pero con los pocos que tengo, he observado que los libera.

Finalmente, solo me queda añadir que después de usar un exfoliante (este o cualquiera), se recomienda aplicar una loción o manteca hidratante para compensar un poco el desgaste de piel que se ha producido. La de aceite de oliva de Deliplus, por ejemplo, es barata y nutre la piel en profundiad.

Y creo que no tengo nada más que añadir a la opinión. Estoy satisfecha con el exfoliante: no resulta demasiado suave y sus efectos se notan, con lo que obtengo una piel más suave hasta en las regiones con tendencia a estar más resecas. Aunque la arcilla se pueda relacionar con la piel grasa, Brimstone es apto para todo tipo de pieles y doy fe de que no las daña (la mía es normal/seca). Tened en cuenta que un exfoliante se usa de manera ocasional, por lo que no llega a ser tan agresivo para la epidermis como podría serlo el uso diario de un gel demasiado fuerte para nosotros. No tengo ninguna queja con él, así que no me importaría repetir la compra.

2 comentarios:

Evamar dijo...

Hola wapa!! Como siempre, haciendo más larga mi lista de productos que tengo ganas de probar de Lush.

Tienes un premio en mi blog.

Besos!!

Rusta dijo...

Muchas gracias Evamar, ahora mismo me paso a verlo :)

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.

Related Posts with Thumbnails