viernes, 23 de abril de 2010

Instituto Español Gel Hidratante de Chocolate


Presentación

Contiene 750 ml. Me parece una buena cantidad, sobre todo para mí, que estoy acostumbrada a los geles de 500 ml y para colmo he tenido que gastarlo yo sola porque en mi casa no son muy amantes del chocolate en los productos cosméticos. No recuerdo su precio exacto porque hace tiempo que lo compré, pero creo que rondaba los 3 euros. En comparación con Deliplus y otras marcas blancas puede parecer caro, pero si tenemos en cuenta que tiene un olor más especial que los geles normales de supermercado creo que la diferencia de precio se entiende. Me ha durado meses, así que lo he amortizado bien.

El problema viene a la hora de comprarlo. No es un gel que se encuentre en cualquier parte, pero tampoco es imposible conseguirlo. En los supermercados tipo Mercadona o Condis, por ejemplo, no lo he visto nunca. Lo compré en Carrefour, así que supongo que sólo se vende en grandes superficies. Puede que también esté disponible en perfumerías, pero no os lo puedo asegurar.

Un detalle que se me olvidaba: el gel no está testado en animales, lo indican en la etiqueta. Reconozco que no suelo mirar mucho estas cosas, pero sé que algunas lo tenéis muy en cuenta, así que ahí lo dejo.


Mmm… ¡Chocolate!

Lo confieso: soy una persona golosa y una gran amante del chocolate. Me encanta en todas sus variedades (negro, con leche, blanco…) y siempre que me doy un capricho en forma de bollería procuro que tenga un poco de este maravilloso ingrediente. No es bueno abusar de él, pero si se toma en pequeñas cantidades incluso puede resultar beneficioso para el organismo. Yo soy incapaz de renunciar al placer que produce saborear lentamente una onza de chocolate, dejándome embriagar por su dulzor.

Como me gusta tanto el chocolate, es de suponer que también me gustan los productos que tienen este aroma. La industria cosmética ha evolucionado mucho, y a día de hoy no es difícil encontrar geles y cremas con olor a chocolate, vainilla, etc. (aunque eso sí, hay que ir un poco más allá de los geles de supermercado para encontrarlos). Pero eso sí, dentro de todos los geles con aromas golosos, hay unos más logrados que otros.

Ahora mismo recuerdo tres productos que he usado y que huelen a chocolate o cacao, cuatro con el gel que os comento ahora. El primero fue un gel de ducha al cacao de Yves Rocher. Me gustó mucho, tanto por su aroma como por su suavidad en la piel, pero su olor me hacía pensar en las semillas a partir de las cuales se elabora el cacao en polvo que todos conocemos, no en un chocolate puro. El segundo producto es el gel de ducha de chocolate y guinda de Bottega Verde, que estaba bien pero la parte del chocolate quedaba un poco eclipsada por la guinda. El tercero es la crema al chocolate de Bottega Verde que muchas conocéis, que huele de vicio pero tiene un aroma menos intenso que el gel de Instituto Español.

Este gel supera con creces todos los productos de chocolate que había usado hasta ahora. Tiene un aroma absolutamente delicioso, el más logrado de todos los que he probado. Huele a chocolate puro, nada de mezclas con otros ingredientes. Al destaparlo me entran unas ganas terribles de tomármelo, y el hecho de que sea de color chocolate también contribuye a ello. Me recuerda a una mousse de chocolate, con su textura espesa y un aroma exquisito e irresistible. Si tenéis niños en casa, no pongáis el gel a su alcance porque podrían probarlo. Tanto su apariencia como su aroma son de chocolate puro. Yo estoy encantadísima con él.

Además de proporcionar un aroma tan agradable, el chocolate se caracteriza por otras cualidades beneficiosas para nuestra piel. Tiene propiedades antioxidantes, reafirmantes e hidratantes, con lo que consigue retrasar el envejecimiento prematuro de la piel y la deja suave, tersa y elástica. Vamos, que además de ser un placer para nuestros sentidos, cuida la piel. Una auténtica joya.


Textura

El aroma es el principal atractivo de este gel, pero su textura no se queda atrás. Reconozco que no tengo preferencias en este ámbito, me da igual que los geles sean gelatinosos o más bien líquidos. Sin embargo, la textura de este me ha enamorado de verdad.

El gel de chocolate de Instituto Español es de aquellos geles más fluidos que se desparraman en las manos o la esponja, pero la palabra que mejor lo define es espeso o cremoso. Ya lo he dicho antes: me recuerda a una mousse de chocolate de las que se toman con taza y cuchara (lo aclaro para que no se confunda con los pasteles fríos que también se llaman así). Resulta muy agradable aplicar este gel, es muy suave y al aplicarlo ya notamos que cuida la piel. Tiene una de las mejores texturas que recuerdo.


Resultados: limpieza e hidratación

Con tantos puntos positivos del aroma y la textura parece que he olvidado lo que realmente importa de un gel: que deje la piel limpia. No es difícil perderse a la hora de hablar de un gel tan especial, con un olor tan exquisito, pero aun así tengo que decir que cumple al cien por cien con su función. Deja la piel muy limpia, elimina toda la suciedad sin dificultad y proporciona una sensación de limpieza muy agradable. Además, es un gel muy espumoso y con poquita cantidad es suficiente para cada ducha. Así es comprensible que el bote de 750 ml me haya durado tanto tiempo.

Vayamos ahora con la otra palabra que da nombre al gel junto a mi querido chocolate: la hidratación. El resultado es que realmente cuida la piel, la mantiene suave al tacto y no produce sensación de tirantez. Hay geles de ducha que se limitan a no dejar la piel tirante sin llegar tampoco a hidratarla, pero este sí que la hidrata. En verano me da mucha pereza usar una crema corporal después de ducharme, y con este gel podía permitirme prescindir de ella con tranquilidad. Después de varias duchas sin usar la crema, mi piel seguía estando suave.

Hablando del verano, en esa época del año me suele gustar usar geles de ducha con aromas frescos y/o cítricos y dejo de lado los que tienen olores dulzones. Este gel de chocolate es una maravilla, pero hay que reconocer que no es ni fresco ni cítrico, de modo que en principio no concordaba demasiado con mis preferencias de la época estival. Sin embargo, me llevé una sorpresa al usarlo y comprobar que aunque no sea un gel fresco la sensación agradable que produce lo compensa con creces. No sólo no me agobió, sino que se convirtió en el gel que más usé el verano pasado (siempre gasto dos o tres botes a la vez), por delante de algunos con aromas frescos y afrutados. Lo dicho: es un producto estupendo en todos los aspectos.

Su aroma a chocolate es exquisito pero, como es de suponer, en la piel pierde mucha intensidad (aunque se sigue notando). De todas formas, no lo veo una desventaja porque ocurre con todos los geles. Para que nuestra piel huela a algo específico, lo mejor es aplicar una crema corporal con el aroma que nos guste, o directamente un perfume. El aroma del gel es para disfrutarlo en la ducha.

El chocolate es un gran afrodisíaco. Dentro de este gel se convierte en un verdadero placer para los sentidos. Normalmente me conformo con geles de ducha más sencillos, pero con este he descubierto el mundo de las sensaciones aromáticas mientras me ducho. Y digo que lo he descubierto porque el aroma de este gel supera con creces todos los que había probado anteriormente. Proporciona una sensación de bienestar y, al terminar, no puedo dejar de olerme la piel para sentir las últimas notas de su dulce fragancia.

En definitiva, no puedo decir una sola palabra negativa de este producto. Me parece un gel maravilloso, tanto por su aroma como por su textura cremosa y lo eficaz que es en la limpieza e hidratación de la piel. Cumple las promesas de su envase, cuida la piel y proporciona la máxima sensación de bienestar gracias al cacao que contiene. El envase me ha durado mucho tiempo, pero dentro de algunos meses tengo previsto repetir y volver a adquirirlo. Es un gel del que no me canso.

2 comentarios:

Belén dijo...

Hace tiempo que me apetece probarlo, he escuchado maravillas de él, y no me resisto a que mi piel huela a chocolate, al menos durante un ratito. Estupenda recomendación, lo probaré y lo comentaré.

Anónimo dijo...

Buenas,
navegando di con esta web, probe el gel de chocolate y es BRUTAL!!! estoy enganchada!!!!
tinenen otro de vainilla que huele que genial!!!

Publicar un comentario

Deja tu comentario aquí.

Related Posts with Thumbnails